Objetivo cumplido y homenaje

Finalmente los hermanos canarios Gustavo y Rafael del Castillo, vigentes campeones europeos, se han acabado adjudicando el Campeonato de España de Snipe, disputado este fin de semana en Santiago de la Ribera, en Murcia en una competición que en clave menorquina, fue de mas a menos para las cuatro tripulaciones desplazadas del Club Marítimo de Mahón. La suerte es que se cumplió uno de los objetivos marcados y tanto el tándem formado por el mundialista y comodoro del Club, Damián Borrás y Sara Franceschi, como también la pareja formada por Jordi Triay y Arturo Barranco obtuvieron la clasificación para el Mundial de Brasil de Snipe que se disputará en 2019. Borrás y Franceschi finalizaron sextos de la general y Triay y Barranco en décima posición. Por su parte, el exolímpico y también mundialista Fernando Rita junto a su hija Julia y los regatistas Marta Torner y Enrique Mir finalizaron en los puestos 22 y 23 de la tabla. Estaba en juego algo más que un Campeonato de España y se notó el gran nivel exhibido por todos los regatistas en esta prueba que también conmemoraba el centenario del Real Club de Santiago de Ribera.

La segunda jornada, clave

Si en el arranque del viernes, tres de las cuatro tripulaciones del Club Marítimo de Mahón habían conseguido situarse entre los diez primeros puestos de la provisional, la segunda jornada del campeonato marcó un cambio importante en la general provisional que migró las aspiraciones a podio de los regatistas del Marítimo, alejándoles de los puestos de podio. Las condiciones meteorológicas se endurecieron y en la primera prueba disputada el sábado,  los canarios Gustavo y Rafael del Castillo (RCN Gran Canaria) demostraron que su dominio iba a ser absoluto logrando su primer triunfo parcial en el Mar Menor. Si bien en aquel momento Jordi Triay y Arturo Barranco se quedaban con la tercera plaza después de un último tramo muy trabajado y Damián Borrás y Sara Franceschi firmaban también un trabajado tercer puesto, en las siguientes regata, los canarios impusieron su ley.

Homenaje

La sorpresa del Campeonato de España de Snipe celebrado en el Club Santiago de la Ribera fue el homenaje que rindió a nuestro regatista, Damián Borrás por sus 40 años de competición.

Buen arranque en Murcia

Tres de las cuatro tripulaciones del Club Marítimo de Mahón han conseguido situarse entre los diez primeros puestos de la provisional, tras el arranque hoy viernes del Campeonato de España de Snipe que se celebra en la localidad de Santiago de la Ribera, en Murcia. Los actuales subcampeones de Europa de Snipe, Jordi Triay y Arturo Barranco son los mejores clasificados en la la tabla con un cuarto puesto, a tan solo un punto del acceso a podio, que ocupan en el tercer puesto la pareja formada da por Francisco y Marina Sanchez del Club Santiago de la Ribera. Por su parte, Damián Borrás y Sara Franceschi han logrado auparse hasta la octava plaza y cerrando el décimo lugar, está el exolímpico y mundialista Fernando Rita junto a su hija Julia. Vale la pena recordar que, precisamente, están en juego diez plazas de acceso para el Mundial de Brasil de Snipe que se disputará en 2019.  Por su parte, los regatistas Marta Torner y Enrique Mir se han colocado en la parte baja de la tabla ocupando el lugar 22 de la provisional.

Sin duda es todavía pronto para hacer pronósticos porque el Campeonato de España  acaba de empezar pero el arranque de las tres primeras regatas disputadas hoy viernes ha sido bueno. En cabeza están los portugueses Mafalda Peres de Luna y Francisco Maja seguidos de los andaluces Álvaro Martínez y Andrés del Riego, cerrando el tercer puesto los murcianos del club local.

Expedición menorquina al Campeonato de Snipe de España

Cuatro tripulaciones del Club Marítimo de Mahón se han desplazado esta mañana hasta la localidad costera de Santiago de la Ribera, en Murcia, para disputar el Campeonato de España de Snipe, que empieza este viernes día 14 hasta el próximo domingo. Serán nueve regatas que tendrán que batallar las parejas formadas por los recientes subcampeones de Europa de Snipe, Jordi Triay y Arturo Barranco, el mundialista Fernando Rita junto a su hija Julia, los regatistas Marta Torner y Enrique Mir así como el comodoro del Club Marítimo y también mundialista, Damián Borrás junto a Sara Franceschi.

Diez plazas para el próximo Mundial

La celebración de este Campeonato Nacional de Snipe que se enmarca en el programa de las grandes pruebas que este año tiene previsto acoger el club murciano para conmemorar sus 100 años de historia no va a ser como los habituales ya que se ha convertido en una regata de alto voltaje, donde van a participar los mejores especialistas de nuestro país. Están en juego 10 plazas de acceso directo al Mundial de Brasil que se disputará en 2019 y por ello se espera un fin de semana muy competitivo. Un reto que en este sentido ha asumido en primera persona Damián Borrás cuyo objetivo primordial es conseguir la clasificación para Brasil y también luchar por el podio.

Entrega de premios con la presencia de Su Majestad

Presidiendo el acto institucional Su Majestad, Felipe VI, le acompañan el presidente del Club Marítimo de Mahón, Antonio Hernández, la alcaldesa de Mahón, Conxa Juanola, la presidenta del Consell Insular de Menorca, Susanna Mora, el conseller de Territorio, Energía y Movilidad del Govern Balear, Marc Pons, el Director de Marina y Pesca de Repsol, Luis Alcázar, el presidente de la Federación de Vela de las Islas Baleares, Joaquín González Devesa y el presidente de la Real Asociación Nacional de Cruceros (RANC), August Vallvé.

La velada se desarrolló en las terrazas del Club Marítimo de Mahón con la presencia de armadores ytripulaciones, la prensa acreditada, VIPs, el grueso de la Junta Directiva del CMM y personas invitadas especialmente.

Ganadores

Kelpie (Cangreja), Cippino II (Bermudiana), Argos (Clásicos) y Legolas (Espíritu de Tradición) se alzaron como vencedores de la décimo quinta edición de la Copa del Rey Repsol de Barcos Clásicos y de Época.

El Rey se embarca en el Giraldilla

El Rey Felipe VI se embarcó en el Giraldilla para competir en la última jornada de la Copa del Rey Repsol que organiza el Club Marítimo de Mahón. Los líderes no fallaron y afianzaron la victoria tras una regata costera de 16,49 millas, a excepción de los Época Cangreja que navegaron 8,02 millas, con salida en la bocana del puerto de Mahón, desmarque al este de la Isla de Colom y llegada dentro de la rada mahonesa. La salida se dio con unas condiciones de 10 nudos de Gregal (NE) pero el viento, aunque se mantuvo estable en cuanto a dirección, bajó hasta los 7-8 nudos.

ÉPOCA CANGREJA

No hubo sorpresas y el Kelpie (1903) de Pelham Olive hizo pleno de primeras posiciones para repetir la victoria que consiguió en la edición de 2016 de la Copa del Rey Repsol. El Marigan (1898) de Tim Liesenhoff, fue segundo en la general. La lucha por la tercera posición la protagonizaron el Ilex (1899) y el Gipsy (1924). Aunque hoy el Gipsy de Ricardo Rubio fue tercero, el Ilex de Germán Ruiz mantuvo la tercera posición en la general con sólo un punto de ventaja frente al Gipsy.

El Kelpie es un Solent 38 Onde Design diseñado por el escocés Alfred Mylne y botado en Southampton, Inglaterra, en 1903, y fue restaurado por los astilleros Fairilie Restoration entre 2009 y 20011. Desde entonces se ha convertido en uno de los aspirantes más fuertes en la categoría de barcos botados antes de 1950 y con aparejo trapezoidal.

ÉPOCA BERMUDIANA

El Cippino II (1949) de Daniel Sielecki, con Martín Billoch a la caña, defendió con garra el título de campeón en Época Bermudiana (barcos botados hasta 1950 con vela triangular). Si bien el Santana (1938) de Wendy Schmidt fue el velero más rápido en tiempo real, el Cippino II se adjudicó la tercera victoria en tres pruebas, relegando a Schmidt y su tripulación a la segunda plaza. El podio lo completó el Fjord III (1947), barco hermano del Cippino, ambos, al igual que el Joanne (1948), diseñados por el arquitecto naval argentino German Frers.

El Cippino II es el tercero de una saga de cuatro “pura sangre” argentinos que marcaron un antes y un después en la vela sudamericana. Construido en 1949 y con aparejo bermudiano, en la actualidad es propiedad del armador Daniel Sieleki y la caña la porta el regatista olímpico argentino Martín Billoch.

CLÁSICOS

Espectacular remontada del Galvana (1974) de los hermano Pella que empezó la competición en la quinta posición y hoy se colocó en le segundo puesto de la general. Esta embarcación, que en todas las pruebas ha sido la más veloz en tiempo real, ha tenido que exprimir al máximo su rendimiento para conseguir sobreponerse al fuerte rating que se le aplica. La otra sorpresa del día la dio el Argos (1964). La embarcación de Barbara Trilling llevaba dos jornadas seguidas ganando y hoy cayó a la cuarta posición, resultado que le permitió mantener el primer puesto y ganar en Menorca por cuarta vez. La tercera posición general, empatando a 9 puntos con el Galvana, fue para el Giraldilla (1963), velero a bordo del cual hoy compitió SM el Rey Felipe VI, quien llevó la caña del que fuera barco de su abuelo, Don Juan de Borbón.& nbsp;

ESPíRITU DE TRADICIÓN

Tampoco hubo ningún sobresalto en la clase Espíritu de Tradición en la que el Legolas (1996) de Jens Ricke se alzó por primera vez como campeón de la cita menorquina de barcos clásicos. El Lohengrin (1974) cumplió también con los pronósticos y fue segundo en la manga del día, a seis minutos del Legolas en tiempo compensado, y se hizo con el subcampeonato. Por su parte, el Stiletto (1961) de Scot Yeates, mantuvo la tercera posición general.

La entrega de premios de la XV Copa del Rey Repsol pondrá el broche de oro a esta nueva edición de la prueba de barcos clásicos que ha organizado el Club Marítimo de Mahón. Su Majestad el Rey Felipe VI, que hoy compitió a bordo del Giraldilla, presidirá la ceremonia de entrega de premios que se llevará a cabo en la terraza del club.

 

El Rey Felipe VI visita el Club Maritimo

El Club Marítimo de Mahón recibió esta mañana la visita de S.M. el Rey Felipe VI con motivo de la XV Copa del Rey Repsol de Barcos de Época. El monarca llegó las instalaciones de la entidad náutica a las 10.45 horas, donde fue recibido por su presidente, Antonio Hernández, y el director de Marina y Pesca de la firma patrocinadora Repsol, Luis Alcázar.

©Nico Martinez I XV Copa del Rey – Repsol
Vela Clásica Menorca 2018

Felipe VI se embarcó a bordo del Giraldilla, uno de los 43 veleros de 10 países que desde el pasado día 29 de agosto hasta hoy participan en la XV Copa del Rey de Barcos de Época que organiza el Club Marítimo con el patrocinio de Repsol y la colaboración institucional del Consell Insular de Menorca y el Ayuntamiento Mahón.

Esta tarde, a las 19.00 horas, el Rey presidirá la ceremonia oficial de entrega de trofeos, acto que pondrá el punto final a la competición de barcos clásicos y de época más importante de España.

©Nico Martinez I XV Copa del Rey – Repsol
Vela Clásica Menorca 2018

El Giraldilla es uno de los barcos con más historia de la flota que participa en la XV edición de la Copa del Rey Repsol. Aparejado en ‘yawl’ (dos mástiles), el velero fue diseñado por  Sparkman & Stephens y construido por A. Walsted en 1963. Tiene 15,88 metros de eslora y 4,0 de manga. Aunque su primer nombre fue ‘Giralda’, su segundo propietario, Manuel Lapiche, lo rebautizó como Giraldilla. Fue uno de los tres barcos (junto al Saltillo y el Giralda) que utilizó don Juan de Borbón, abuelo del Rey Felipe VI.

La armadora actual del Giraldilla es Valle de la Riva, presidenta de Puerto Sherry. Su patrón es Luis Galnares.

El Giraldilla compite en la categoría de Clásicos (barcos botados entre 1950 y 1975). En su palmarés consta una victoria en la Copa del Rey Repsol de 2004, un sexto puesto en la edición de 2015 y un quinto lugar en la edición de 2016. Este año navega en segunda posición de la general.

Liderazgo sin cambios en la Copa del Rey

Los líderes no aflojaron en la segunda jornada de la Copa del Repsol de Barcos de Época, en la que el viento de Gregal (NE), algo más flojo que en la inauguración de la regata organizada por el Club de Marítmo de Mahón, permitió completar un recorrido de 11 millas náuticas en forma de triángulo con salida en la bocana del puerto natural de Mahón, Isla de Aire por babor, baliza a dos millas de la costa y llegada (a excepción de la clase Época Cangreja) en el interior de la rada. El viento se mantuvo en torno a los 10 nudos, con algunos roles a levante y pequeñas caídas en su intensidad.

CANGREJA

El Kelpie (1903) no dio tregua en Época Cangreja (embarcaciones botadas hasta 1950 y con aparejo trapezoidal) e hizo valer su velocidad frente al resto de la flota. La embarcación de Pelham Olive invirtió poco más de 2 horas y 3 minutos en completar el recorrido de 7,78 millas y cruzó la línea de llegada con una ventaja en tiempo real de 24 minutos sobre el Marigan (1898). Los de Tim Liesenhoff repitieron la segunda posición de ayer, con lo que mantiene el subcampeonato en la general, y hoy en tiempo corregido cedieron 14 minutos y 38 segundos al Kelpie. La tercera posición sigue siendo para el Ilex (1899), de Germán Ruiz.

ÉPOCA BERMUDIANA

El Cippino, de Daniel Sielecki, uno de los tres diseños de German Frers presentes en la Copa del Rey Repsol, junto al Fjord (1947) y el Joane (1948), lo tiene todo de cara para revalidar la corona que ya obtuvo el año pasado en la clase Época Bermudiana (barcos botados antes de 1950 con aparejo triangular), después de que su máximo rival, el Santana (1935), de Wendy Schmidt, segundo en la general, se clasificará hoy en tercera posición y perdiera casi toda opción de asaltar el liderato.El bronce provisional es para el Fjord III, de Scott Perry, que hoy sólo pudo ser cuarto. El Rowdy (1916), de Tim Goodbody, que navega en cuarta posicion, se mantiene en la lucha por el podio. Este barco diseñado por Nathanael Herreshof fue el más rápido de su clase en tiempo real, pero la compensación lo situó a más de tres minutos y medio del Cippino II.

CLÁSICOS

La categoría de Clásicos está dominada por el Argos, que persigue su cuarta victoria después de las conseguidas en las ediciones de 2012, 2015 y 2016. El velero de Bárbara Trilling, con el mallorquín Matías Gil a la caña, ganó la regata del día con una ventaja de más de cinco minutos en compensado sobre el Giraldilla (1963), de Valle de la Riva, con el que mantuvo una bonita lucha a lo largo de toda la travesía.El líder suma dos puntos, merced a sus dos victorias parciales, por cuatro del Giraldilla. Algo más rezagado se encuentra el Margarita (1972), de Antón de Llano, tercero en la general. Una vez más el Galvana (1974), de los hermanos Pella, fue el velero más rápido de la flota, pero la media hora de ventaja en tiempo real no fue suficiente para superar al Argos. El velero de los Pella, un Sparkman and Stephens construido en madera (ayer por error se informó de que era de aluminio), está muy penalizado por el rating en relación a sus rivales.

ESPÍRITU DE TRADICIÓN

El Legolas (1996) navega firme hacia su primera victoria en la Copa del Rey Repsol. El Spirit 46 de Jens Ricke ganó la segunda manga con mayor solvencia que en la primera jornada. En el día de hoy necesitó dos horas y media para concluir un recorrido de 13,24 millas y sacó una ventaja en compensado de 6 minutos y 26 segundo sobre el Lohengrin (1974), segundo clasificado en la prueba del día en la general provisional. Por su parte, el Stiletto (1961), de Scot Yeates, se mantiene en la tercera posición.

JORNADA FINAL

La XV Copa del Rey Repsol, en la que participan 43 embarcaciones de 10 países, se renudará mañana, a las 12.00 horas, en que está prevista la visita de SM el Rey Felipe VI al Club Marítimo de Mahón.

Brillante regata inaugural de la XV Copa del Rey Repsol

La XV Copa del Rey Repsol de Barcos de Época largó amarras este mediodía con una jornada inaugural de regatas de las que hacen afición. El viento se entabló en 50 grados y con 14 nudos de media en el área de regatas, comprendida entre la salida del puerto natural de Mahón y la urbanización de Binibeca, con un primer y un cuarto tramos expuestos a la fuerte marejada generada por el Gregal (NE) y los otros dos al socaire de Punta Prima. Una travesía de algo más de 17 millas náuticas en la que los barcos más modernos y rápidos de la flota sortearon el descenso de la intensidad del viento a media tarde y cuyo final, en el interior de la rada de Mahón, ofreció imágenes espectaculares.

CANGREJA

El Kelpie (1903) se colocó al frente de la clase Época Cangreja, que agrupa a las embarcaciones botadas con anterioridad a 1950 y con aparejo trapezoidal. La embarcación de Pelham Olive obtuvo una renta de sólo 12 segundos sobre el Marigan (1898), de Tim LIesenhoff, que había sido clasificado por error como ganador en la primera versión de la general provisional. El Kelpie disfruta de una bonificación de un 2% en virtud de las características de su aparejo que no habían sido tenidas en cuenta. Ambos barcos buscan repetir victoria en la Copa del Rey Repsol. Marigan se coronó en 2015 y Kelpie en 2016. El tercer puesto fue para otro barco del siglo XIX, el Ilex (1899), del armador Germán Ruiz.

BERMUDIANA

En la clase Época Bermudiana (antes Marconi), donde se dan cita los barcos anteriores a la mitad del siglo XX con vela triangular, el argentino Cipino II (1949), del armador Daniel Sielecki y patroneado por Martin Billoch, puso rumbo a la reedición de la victoria obtenida el año pasado en el Club Marítimo de Mahón. El barco diseñado por Germán Frers cruzó la línea de llegada después de 3 horas y 6 minutos de travesía, y sacó cuatro minutos y medio de ventaja en tiempo corregido al segundo clasificado, el Santana(1938), un yawl diseñado por Sparkman and Stephens. El velero patroneado por Connor Wallace no entraba en los pronósticos, pero consiguió réditos notables sobre dos de los favoritos: el Fjord III (1947), de Scott Perry, y el Blitzen (1938), en el que desempeña la labor de táctico el navegante oceánico Jules Salter, participante en la Volvo Ocean Race a bordo del AzkoNobel.

CLÁSICOS

Un favorito que no falló en la primera jornada fue el Argos (1964), de Bárbara Trilling, con Eduardo Méndez a la caña, que obtuvo su cuarta victoria consecutiva en una prueba del Campeonato de España de Barcos Clásicos, tras ganar las tres mangas de la Regata Illes Balears Clàssics del Club de Mar Mallorca, regata puntuable previa a la Copa del Rey Repsol. La embarcación del New York Yacht Club defendió su rating frente a una flota mayoritariamente superior en eslora y dejó claro que su objetivo es repetir el triunfo en la categoría de Clásicos (barcos construidos entre 1950 y 1975, así como réplicas fieles al diseño original) que ya obtuvo en las ediciones de 2012, 2015 y 2016. El Giraldilla (1963), la embarcación que perteneció a don Juan de Borbón, abuelo del Rey Felipe, cedió seis minutos en compensado y navega en segunda posición de la general, seguido del Margarita (1972), de Ignacio de Llano. El menorquín Pepe Negrete, al mando del Yanira (1954), no pudo hacer valer su conocimiento del campo de regatas y tuvo que conformarse con la cuarta posición provisional. El velero más rapido de esta clase (y del conjunto de la flota) fue el Galvana, de los hermanos Pella, un Sparkman and Stephens de 1974 y construido en aluminio que hoy hubiera necesitado sacar casi tres cuartos de hora al vencedor para ganar la regata. 

ESPÍRITU DE TRADICIÓN

El Spirit 46 Legolas (1996), de Jens Ricke, venció en la clase Espíritu de Tradición, con el Puma 34 Lohengrin (1974) navegando a muy poca distancia de su popa y el Stiletto (1961) bastante más rezagado. Los dos primeros clasificados mantendrán una cerrada lucha por la victoria que les ha negado durante años el Calima (1970), once veces campeón de la Copa del Rey Repsol, ausente este año de la competición por “problemas técnicos”.

ACCIDENTE

El Natica pierde el mástil

Se acabó la XV Copa del Rey Repsol para el ‘Natica’, de Patrick de la Chesnais, que en la jornada inaugural de hoy jueves ha roto el palo y ha tenido que abandonar la regata.  Uno de sus tripulantes, Fernando de Vilallonga, ha señalado que el armador había adquirido el barco “hace cuatro meses” y que esta era la primera prueba en la que competían.

“Antes de la regata habíamos revisado todo pero, por lo visto, un obenque estaba corroído por dentro y ha cedido”, ha señalado De Vilalllonga.  “No habíamos cambiado la jarcia, es verdad, pero la rotura total del palo no se ha producido por haber navegado forzado”.

“Volvíamos de la primera boya, antes de la Isla del Aire, en ceñida, con la mayor y el génova desplegados y, de repente, escuchamos un latigazo en el obenque de babor, que se rompió totalmente. Enseguida, crujido tremendo del mástil, y medio palo y velas al agua…”

“Hemos tenido mucha dificultad para sacar el mástil del agua y las velas”, ha admitido el tripulante del ‘Natica’, quien ha relatado: “Una zodiac de la organización nos ha venido a ayudar y hemos conseguido plegar las velas e izar el palo al interior del barco…”

 

La XV Copa del Rey Repsol se prepara para recibir la visita del Rey Felipe

El Club Marítimo de Mahón (CMM) ha acogido este mediodía la presentación oficial de la XV Copa del Rey Repsol de Barcos de Época, en la que participarán 46 barcos procedentes de diez países. La competición comenzará mañana jueves, 30 de agosto, y se prolongará hasta el sábado, 1 de septiembre.

El anuncio de la presencia, por primera vez en la historia de la regata, de Su Majestad el Rey Felipe VI, ha centrado el encuentro de este mediodía entre organizadores y periodistas.

El presidente del Club Marítimo Mahón, Antonio Hernández, ha recibido con “enorme alegría” la noticia de que Felipe VI, que el mes de agosto de 2016 aceptó la Presidencia de Honor de la entidad, haya aceptado ahora la invitación para participar en la XV edición de la Copa que lleva su nombre . “Es todo un honor”, ha dicho Hernández.

“La XV edición de la Copa del Rey ya era un éxito de participación, pero está claro que la noticia de la venida de su Majestad supone el un gran espaldarazo para nuestra regata más importante”, ha remarcado el presidente del Marítimo.

Años atrás, el rey emérito don Juan Carlos I y don Juan de Borbón ya visitaron el Marítimo, dejando su rúbrica en el libro de firmas del club. “Intentaremos que Felipe VI también tenga a bien firmar”, ha dicho Hernández en rueda de prensa.

Salvo cambios de última hora, el sábado por la mañana, Felipe VI tomará parte en la tercera y última regata de la Copa, y por la tarde presidirá la entrega de trofeos.

CLASES Y FAVORITOS

La flota se dividirá en las categorías Época Cangreja (barcos botados hasta 1950 con aparejo trapezoidal), Época Bermudiana (anteriores a 1950 y con vela triangular), Clásicos (botados entre 1950 y 1975, o réplicas fieles a diseños antiguos) y Espíritu de Tradición.

Nacho Marra, director del Club Marítimo y de la regata, ha asegurado que será una edición muy competida, con la presencia de varios barcos que aspiran a la victoria y en algunos casos a repetir éxitos de anteriores ediciones. Tal es el caso los veleros de Época Kelpie (1903), vencedor en 2016; Marigan (1898), ganador en 2015, o el Rowdy (1916), que se adjudicó la Copa del Rey de las ediciones de 2015 y 2016 en categoría Bermudiana, y que viene de ganar la Illes Balears Clàssics del Club de Mar en Mallorca, o el argentino Cippino II (1949), triunfador en 2017. En Clásicos se espera un cerrado enfrentamiento entre el Argos (1953), tres veces ganador de la regata; el Yanira (1952), con seis victorias, y el Giraldilla (1963), que en los últimos meses está navegando a un gran nivel.

Marra ha lamentado la ausencia del Calima (1970) en la clase Espíritu de Tradición por “problemas técnicos”, pero ha asegurado que la flota tiene “suficiente calidad para que la prueba sea, un año más, un gran acontecimiento para Mahón y para Menorca”. El Calima es, con once coronas, el barco que ha ganado más veces la Copa del Rey Repsol de Barcos de Época.

El director de la Copa ha explicado, por otro lado, que, si bien están previstos varios tipos de recorridos, el Comité de Regatas apostará, casi con toda seguridad, por las travesías costeras. “Siempre que el tiempo lo permita, la llegada se dará en el interior del puerto, frente al edificio social del Club Marítimo”.

BENEFICIO PARA MENORCA

El director Insular de Promoción Turística del Consell de Menorca, Isaac Olives, ha valorado el “gran impacto turístico” que supone esta regata y ha asegurado que los barcos que compiten en la prueba son “un verdadero museo flotante que ayuda a poner en el mundo lo que llamamos Destino Menorca”.

Por su parte, la responsable de Marina y Pesca en Baleares de Repsol, Aurora Alonso, ha anunciado que su empresa volverá a patrocinar esta regata dentro de dos años. “Es un evento maravilloso y llevamos años apoyando al Club Marítimo Mahón. Creemos que estar en esta prueba es apoyar a Menorca”, ha indicado Alonso.

El acto de presentación ha contado también con la presencia de Héctor Pons Riudavets, teniente de alcade de Cultura y Fiestas del Ayuntamiento de Mahón.

El día de hoy ha sido ya de mucho ajetreo en el Club Marítimo de Mahón. En la oficina de Regatas, ubicada en los bajos del edificio, han continuado los registros y las inspecciones que arrancaron el martes. Por la tarde está prevista (19.00 horas) la reunión de patrones y un acto de bienvenida

Medalla de Plata para Jordi Triay y Arturo Barranco en el Europeo de Snipe

Duelo hasta el final de Jordi Triay y Arturo Barranco por conseguir subir al lugar más alto del podio en el Campeonato Europeo de Snipe celebrado esta semana en la localidad de Pori, en la costa oeste de Finlandia. Finalmente el milagro no pudo ser y eso que los regatistas del Club Marítimo de Mahón consiguieron arrebatar el primer puesto en la última regata celebrada este sábado a los campeones, los hermanos canarios  Gustavo y Rafael del Castillo que dominaron el campeonato desde el primer día. Regreso a casa con un segundo puesto en el Europeo conseguido gracias a la regularidad y el esfuerzo y sin perder en ningún momento la medalla de plata.

El comodoro del Club Marítimo, Damián Borras, que ejercía de entrenador se mostraba muy orgulloso del puesto conseguido y remarcaba que había sido un campeonato muy duro protagonizado por equipos españoles muy competitivos que estuvieron siempre luchando por la victoria. “Al final no pudo ser pero estuvimos cerca de conseguirlo” explica Borrás.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies